Según Garzón, el partido de la política profesional Rosa Díez ya han difundido varios bulos, tales como decir que los diputados de IU y de otros partidos de izquierdas están en contra de rebajar los sueldos a los políticos y medidas similares, cuando la realidad es que UPyD hace trampas…

 Mensaje público de Alberto Garzón a través de su cuenta en facebook

Nota de advertencia: las noticias que provienen de la web de UPyD y se refieren a IU suelen ser verdaderos ejercicios de manipulación.

Ya han difundido varios bulos, tales como decir que yo -y otros diputados del Congreso- estoy en contra de rebajar los sueldos a los políticos (YO, que dono el 60% del sueldo y aún así vivo cómodamente, y mientras todos nosotros rechazamos los planes de pensiones privados nada más llegar -¡mientras los de UPyD no!).
Utilizan trampas parlamentarias para ganar un titular falseado, es pura estrategia Goebbeliana. Lo explico.
Normalmente piden en la votación varias cosas que conjugan mal: piden 1) acabar con las autonomías para mayor centralismo -que es inconstitucional y por lo tanto no se puede aprobar en parlamento incluso aunque todos estuvieran de acuerdo- y también piden 2) algo “bueno” como regular sueldos de políticos o exigir no cobrar el “tupperware” escolar. Como es obvio, nosotros estamos a favor de lo segundo pero no de lo primero así que no podemos votar a favor del conjunto. UPyD nunca acepta separar las votaciones, porque aprovechan para vender que todos somos malos menos ellos.

Es rastrero pero muy propio de quien concibe la política como un arte para ganar espacios mediáticos y crispar a la gente. Por eso simplemente quiero hacer constar de que es mejor acudir al mayor número de fuentes de información posible, para aclarar esas cuestiones y huir del protofascismo que nace en el uso sesgado e interesado de la información parlamentaria.

A quienes creemos en la política seria y rigurosa, como forma de encontrar mejores formas democráticas de organizarnos como sociedad desarrollada, y a quienes formando parte de una generación estafada hemos tenido que estar malviviendo precariamente a pesar de nuestros esfuerzos, no va a darnos lecciones de dignidad un partido cuya líder supremo lleva más tiempo en política institucional y en diferentes gobiernos que lo que yo llevo viviendo (27 años hoy).

No niego que haya en UPyD gente honrada y muy válida, y de hecho me consta que así es -incluso en el propio Congreso-, y desde luego también muchos votantes suyos disfrutan de mi simpatía a pesar de que considere su decisión electoral profundamente errónea e incluso peligrosa. Pero estas estrategias destructivas contra una formación como IU sólo pueden tener mi más absoluto desprecio.

Un saludo,
Alberto.

Anuncios