Artículo recogido de la “La Gaceta Sindical”,  a continuación os dejo un enlace de esta edición especial de la revista:

Gaceta Sindical

 El Gobierno ha irrumpido de forma sorpresiva en el debate de las pensiones con la propuesta de retraso obligatorio de la edad de jubilación. Es un error. Es una medida innecesaria y desproporcionada. Transmite desconfianza sobre la viabilidad del sistema de pensiones que no se corresponde con los datos de superávit que este tiene incluso en estos años de crisis

Es contradictorio que se nos presenten, hace unos meses, propuestas de reducción de cotizaciones sociales; es decir de reducción de ingresos para pagar las pensiones y, ahora, se proponga una reducción de gasto en las mismas. El número creciente de pensionistas y su, felizmente, mayor esperanza de vida, no suponen un problema a corto plazo. Deben ser abordados, en primer lugar, mejorando los ingresos. Cumplir el acuerdo de separación de fuentes firmado por el Gobierno y dejar de pagar con cargo a cotizaciones los gastos de estructura de la Seguridad Social, son medidas que CCOO ha propuesto y que suponen 7.000 millones de euros anuales de ingresos. El incremento del Salario Mínimo Interprofesional hasta alcanzar el 60% de la media de los salarios, elevaría notablemente la base mínima de cotización. Incrementar la base máxima de cotización y la protección de las personas que cotizan por ella es también una cuestión planteada. Ambas contribuyen a mejorar también los ingresos del sistema.

Acabar con el fraude en la contratación temporal dando mayor estabilidad a los empleos es también una medida que refuerza los derechos de los trabajadores y la sostenibilidad del sistema de pensiones.

CCOO está comprometida con el sistema de pensiones. Los trabajadores somos los más interesados en su fortaleza. Somos la única organización que ha suscrito todos los acuerdos en esta materia desde que se aprobó el Pacto de Toledo. Con la misma claridad que reafirmamos nuestro compromiso, anunciamos el rechazo a una medida como esta. Tras la aprobación de estas propuestas por parte del Gobierno es el turno del Congreso. Confiamos en que las conclusiones de la Comisión Parlamentaria se ajusten mejor a las necesidades reales de las pensiones en nuestro país. Tras sus conclusiones será el momento de abordar esta materia en el diálogo social. CCOO lo hará con compromiso, rigor y de forma constructiva. También con firmeza ante injustificadas propuestas de recorte de derechos .

Anuncios