LOGO CUIEsta Moción fue presentada por CUI en el Pleno del 5  de Febrero

El grupo municipal de CUI presenta esta moción como respuesta a algunos vecinos y vecinas que nos han hecho llegar sus inquietudes en torno al tema de los resaltos y reductores de velocidad existentes en nuestro pueblo.

Hasta hace aproximadamente unos años, existía en España una “alegalidad” respecto a la instalación de reductores de velocidad en nuestras avenidas y calles, llegando a ser, muchos de ellos, incompatibles con la seguridad de los vehículos y sus conductores. En octubre de 2008, a través de una orden del Ministerio de Fomento, entró en vigor la normativa relativa a los resaltos, badenes y reductores de velocidad, la conocida como Instrucción Técnica para la Instalación de reductores de velocidad y bandas transversales de alerta en carreteras de la Red de Carreteras del Estado. Esta normativa aclara el objetivo de estos elementos. En el caso que nos ocupa, los reductores de velocidad (RDV) su efectividad reside en el hecho de crear una aceleración vertical en los vehículos al atravesar los dispositivos, que transmite incomodidad a los conductores y ocupantes cuando se circula a velocidades superiores a las establecidas, buscando, por tanto, que no se supere la velocidad establecida. Establece, además, las medidas y requisitos técnicos de estos elementos de un modo muy concreto y con muy escaso margen de maniobra. Lamentablemente, el libre albedrío practicado durante años por los distintos ayuntamientos a la hora de instalar estos elementos ha provocado que muchos de estos sean más un peligro que una medida de seguridad, o que sean perjudiciales para los vehículos, o una auténtica pesadilla para ciclistas y motoristas.

Desde la aprobación de la citada normativa por parte del Ministerio de Fomento, los ayuntamientos podrán ser sancionados si no adaptan los reductores de velocidad y bandas transversales de alerta, de hecho, el artículo 5 del Reglamento General de Circulación convierte en obstáculos prohibidos los resaltos en pasos de peatones y las bandas transversales que no cumplan con la normativa básica del Ministerio de Fomento, y establece la obligación de eliminarlos lo antes posible. Por estos motivos, entendemos necesario que se estudie la situación de los reductores de velocidad y bandas transversales de alerta de nuestro pueblo, para lo cual proponemos que el Pleno del Excmo.  Ayuntamiento de Arévalo adopte el siguiente

ACUERDO:

Se realice un estudio integral sobre la situación de los Reductores de Velocidad y Bandas Transversales de Alerta en nuestro pueblo, realizando las reformas necesarias sobre aquellos elementos que no se ajusten a la normativa vigente establecida por la Instrucción Técnica para la Instalación de Reductores de Velocidad y Bandas Transversales de Alerta en la Red de Carreteras del Estado, aprobada en octubre de 2008 por el Ministerio de Fomento. Todo ello en virtud de lo establecido por el Artículo 5 del Reglamento General de Circulación: Quiénes hubieran creado sobre la vía algún obstáculo o peligro deberán hacerlo desaparecer lo antes posible, y adoptarán entre tanto las medidas necesarias para que pueda ser advertido por los demás usuarios y para que no se dificulte la circulación”, art. 10.3 del texto articulado de la Ley 6/2014, de 7 de abril, por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

En Arévalo a 29 de Enero de 2016

 

 

Anuncios