LOGO CUILa  constitución  española  de  1978,   en su artículo 23,   proclama  el derecho de todos   los   ciudadanos   a   participar  en  los  asuntos   públicos  directamente  o por  medio de  sus representantes,  libremente elegidos por sufragio universal  en elecciones  periódicas.

En el ámbito municipal, el art. 69 de la Ley 7/1985, reguladora de las Bases del Régimen Local establece que las Corporaciones locales facilitarán la más amplia información sobre su actividad y la participación de todos los ciudadanos en la vida local. A lo que añade en su art. 70bis 1, que los ayuntamientos deberán establecer y regular en normas de carácter orgánico, procedimientos y órganos adecuados para la efectiva participación de los vecinos en los asuntos de la vida pública local.

Una de las grandes conquistas de los pueblos ha sido la consecución de mayores cotas de democracia, que lamentablemente estamos perdiendo, que se expresa en la libertad de expresión, de reunión, derechos laborales y políticos, en la participación política de los ciudadanos en los asuntos que les afectan, etc.

En España, al grito de “Lo llaman democracia y no lo es”, se desarrollaron movilizaciones históricas a partir de mayo de 2011, a lo largo y ancho del país de millones de personas que no se sentían representados políticamente, porque en los distintos órganos e instituciones de representación política se tomaban decisiones a sus espaldas y contra ellas, no se contaba con ellas y porque se sentían utilizados en el “juego” electoral.

Desde CUI consideramos que la participación ciudadana debe ser un principio que rija la acción de gobierno, en consonancia con lo señalado en la legislación vigente y haciéndonos eco de una amplia demanda social existente en la actualidad.   Una  apuesta  innovadora  de  co-gestión  pública  ciudadana  que propugna como principio básico, la Democracia Directa para la planificación comunitaria de los recursos públicos municipales que constituyen los presupuestos participativos, cuyo objetivo principal es el de generar un espacio ciudadano de debate y decisión.

Por medio de los Presupuestos Participativos, no sólo se decidirá el destino de buena parte del Presupuesto Municipal, sino que además se convertirá a la ciudadanía en protagonista activa de lo que ocurre en nuestra ciudad, reforzando su autoestima y responsabilidad, como parte importante de la política municipal, creándose un espacio de búsqueda de soluciones en común, que se correspondan con las necesidades y deseos reales de la comunidad, a la vez que se promueve la transparencia de las decisiones, el conocimiento de los procedimientos administrativos y el funcionamiento interno del Ayuntamiento.

Esta demanda social se hace aún más necesaria en un contexto de crisis económica aguda como la actual.

El someter la decisión sobre el destino de las principales obras e inversiones municipales a un procedimiento en el que intervengan la ciudadanía, los políticos y los técnicos de la administración dará como resultado un presupuesto más justo, igualitario, transparente y puntual, en el que la especulación dejará espacio a las demandas reales de la sociedad.

De esta forma, los vecinos empadronados mayores de 16 años y las asociaciones vecinales y de cualquier otra índole podrán presentar propuestas al Ayuntamiento, que tras analizarlas y ordenarlas por grupos temáticos, decidiría cuáles de ellas son prioritarias en un pleno o asamblea con la presencia de los ciudadanos, previa información pública.

La puesta en marcha de los Presupuestos Participativos en el Municipio de Arévalo es uno de los puntos básicos del Programa Electoral de CUI y se trata de un instrumento de participación directa para que todos los ciudadanos y ciudadanas de Arévalo, superen así la lógica participación representativa, que se limita a la acción de votar cada cuatro años.

En España, durante estos últimos años, numerosos municipios ( Córdoba, Móstoles, Miranda de Ebro, Logroño, Tarrasa, Gandía, etc., ) se han sumado a esta iniciativa, asumiendo así la necesidad de profundización democrática y de fortalecimiento de la ciudadanía y del sector público.

Además, en el marco actual de crisis económica, donde se hace necesario adaptar y priorizar las necesidades, los procesos de presupuestos participativos son una oportunidad para la organización social y para los sectores más afectados por dicha crisis, fortaleciendo el papel del municipalismo en este contexto de cambio.

Por   todo   lo   anteriormente    expuesto   y   desde   los   beneficios    que   el  desarrollo  de Presupuestos Participativos proporcionaría a nuestro municipio, se propone al Pleno del Excmo. Ayuntamiento de Arévalo la aprobación de los siguientes

ACUERDOS

Primero:  El  Ayuntamiento de Arévalo,  apuesta  por  la  democracia participativa como  forma  de  gobierno,   con  el  fin  de  fomentar  la  puesta en marcha de los presupuestos   participativos,   generando   espacios   ciudadanos   de  encuentro, debate  y  decisión sobre la gestión pública de los recursos municipales,  abriendo la  posibilidad de extender  y  visibilizar esta práctica innovadora de apuesta por la democracia  participativa desde lo local.

Segundo: El Ayuntamiento de Arévalo declara su adhesión a la Red de Ciudades  Participativas, antes Red Estatal por los Presupuestos Participativos.

Tercero: El Ayuntamiento de Arévalo bajo la coordinación e impulso del equipo    de gobierno, pondrá en marcha un proceso para que el pueblo de Arévalo participe en el debate y diseño de las grandes líneas de los próximos presupuestos municipales.   Dichas líneas responderán a la opinión mayoritaria del pueblo.

Cuarto: Dichas líneas serán aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento a propuesta del equipo de Gobierno, antes de someterla al debate y la decisión del conjunto de los vecinos de Arévalo.

Quinto: El núcleo, o primera instancia, del proceso de participación de los vecinos en la elaboración de los presupuestos serán los barrios.

Sexto: Aparte de lo señalado en el cuarto punto, el Ayuntamiento establecerá los mecanismos, instrumentos y tiempos necesarios, así como todas aquellas cuestiones técnicas y organizativas, para desarrollar dicho proceso de forma democrática.

Arévalo 22 de Septiembre de 2015

 

 

Anuncios