republicanos300pxLlevamos más de tres años de recortes sociales y constante deterioro democrático y los próximos meses auguran un empeoramiento de la situación.

En España se endurece exponencialmente la legislación laboral, se aumenta la carga impositiva a las clases populares, y se privatizan los Servicios Públicos. La Ley de Seguridad Ciudadana (es todo menos eso), la Ley de Seguridad Privada, la reforma del Código Penal, la propuesta de restringir el derecho de huelga, …, suponen un salto cualitativo en la represión sistemática de la protesta social y política; de cercenamiento de derechos y libertades democráticas. Se camina hacia formas más autoritarias de gobierno. Recordamos aquí, tristemente, los asesinatos de inmigrantes (que sólo buscan una vida digna) en la frontera con Marruecos.

El Régimen está desmontando los avances democráticos que conquistaron las clases trabajadoras en lucha contra el franquismo. La Casa Real sigue enmarañada en la corrupción. Ahora, obscenamente, han asignado un sueldo fijo a la Reina (63.234 €, más 68.505 € para gastos de representación) y a la Princesa Leticia (49.182 €, más 53.282 € para gastos de representación). Mientras dos millones de familias no tienen ningún tipo de ingreso y el S.M.I. es de 645,30 €…

Los representantes de las instituciones que debieran garantizar el interés general, son los primeros en aprovecharse de él para medrar; los grandes empresarios abanderan la especulación y el asalto a los servicios públicos.

Las Marchas de la Dignidad, con un millón de personas en las calles de Madrid, pidiendo la dimisión del Gobierno y con cientos de banderas republicanas, han demostrado que los trabajadores, sectores populares y pueblos de España siguen en pie de guerra contra este orden de cosas, contra unas instituciones y un Gobierno que ignoran las demandas populares y se escudan en la legitimidad de unas elecciones que fueron una farsa.

A estas alturas, ¿alguien piensa que sin sobrepasar los límites de la dictadura coronada de los mercados, podremos crear las bases para mejorar la situación de las clases populares? ¿Alguien piensa que sin echar al rey que designó Franco y a su régimen, podremos empezar a avanzar en una salida a la crisis que no implique mayores e igualmente inútiles sacrificios?

El recrudecimiento de la pelea entre una minoría de parásitos que domina los resortes de poder y una mayoría social se agudiza, pero que debe articular sus reivindicaciones propias al margen de un régimen cuya razón de ser es imponer su sumisión. Sin romper con el régimen monárquico no hay salida y las fuerzas de izquierda que se empeñen, por activa o por pasiva, bajo cualquier pretexto o argucia, en mantener el status quo no ayudarán a solucionar el problema y deberán responder por ello.

La derecha une sus fuerzas contra nosotros. Las fuerzas progresistas y de izquierda debemos unir las nuestras. Pero no vale cualquier unidad, sino una basada en la ruptura democrática con el régimen monárquico.

Y para ello estamos obligados a dotarnos de una estructura organizada, un Frente Popular, que canalice, en todos los terrenos y ámbitos, también el electoral, el caudal de protesta y lucha de las clases populares y pueblos de España. Sin dicha estructura corremos el riesgo de que la movilización sea estéril.

 

¡ADELANTE! ¡POR LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA!

¡POR LA UNIDAD POPULAR Y UN FRENTE POPULAR!

¡¡¡VIVA LA REPÚBLICA!!!

14 de abril de 2014

http://federacion.republicanos.info/

federacion@republicanos.info

Anuncios