Nota de prensa

Republicanos de Arévalo, como ha venido haciendo en los últimos años, ha presentado una solicitud pidiendo que el Ayuntamiento se haga cargo de los gastos derivados de la adquisición de material escolar para los hijos de las familias en paro.

Ni los famosos brotes verdes, ni los indicios de una futura recuperación que últimamente se empeña en anunciar el gobierno central, ni el desarrollo en la ciudad de “Las Edades del Hombre” en este preciso momento, han impedido que el número de parados en el municipio continúe una marcha ascendente que parece no tener fin. Así, teniendo en cuenta los datos de parados en los meses de julio desde el año 2008, se ha más que duplicado el número de arevalenses desempleados, pasando de 393 en dicho año, a los 866 de la actualidad, cifra a su vez claramente más alta que la del año pasado.

Republicanos considera que el Ayuntamiento de Arévalo, como poder público, representante de la ciudadanía y gestor de unos recursos que son de todo el pueblo, tiene la obligación de atender a las necesidades de sus ciudadanos, especialmente las de aquellos que están viviendo en una situación de apuro económico, por lo que este tipo de medidas se le antojan necesarias e  imprescindibles.

Según la Unión de Consumidores de Arévalo, “el gasto para iniciar el curso escolar puede alcanzar los 591,57 euros en algunos centros” por hijo, 25 euros de media más que el año pasado y 160 euros más que hace sólo cinco años, gastos que son especialmente exorbitantes para las familias de las que estamos hablando.

Por todo ello, Republicanos de Arévalo espera que el Ayuntamiento no desestime esta vez su solicitud, como ha hecho con las anteriores, alegando que no hay partida presupuestaria dedicada a ello, ya que desde que se hizo la primera solicitud, el Ayuntamiento, y más concretamente el equipo de gobierno y el señor Presidente de la Corporación, han tenido tiempo más que suficiente para crear dicha partida presupuestaria, si es que de verdad les importa la situación de los/as ciudadanos/as a quienes representan, por lo que no ha lugar la disculpa de todos los años.

Anuncios