• Sanidad ha rebajado la aportación al suprimir una ‘extra’1441863-Recortes_en_sanidad

Pablo Álvarez | Valladolid

Actualizado jueves 04/04/2013 12:22 horas

En pleno proceso de recortes en distintos ámbitos de la sanidad pública, Sacyl mantiene una plantilla de 43 capellanes en los hospitales de Castilla y León, de los cuales 33 están a tiempo completo y ocho más con dedicación parcial y dos más como personal estatutario, una categoría a extinguir. En total supone un coste a las arcas públicas que supera los 650.000 euros al año.

La contratación de estos capellanes se realiza dentro de un convenio de colaboración suscrito por la gerencia de Sacyl y los obispados de Castilla y León en el año 2004 como desarrollo en la Comunidad de los acuerdos anteriores entre la Iglesia y el Gobierno como son el concordato de la Santa Sede de 1979.

En el acuerdo, se establece que la retribución de los capellanes será de 18.000 euros anuales para aquellos con una dedicación completa y un 55% a quienes desempeñen su labor a tiempo parcial, con cláusula de revisión salarial de acuerdo con el IPC. No obstante, el convenio también se ha visto afectado con los recortes y se ha rebajado la parte proporcional a una paga extra, de modo que se queda en 17.239 euros en el primer caso y 9.481 euros los segundos. El sueldo de los dos capellanes en plantilla sería de 9.942 euros. El dinero no lo cobran directamente los sacerdotes que ejercen como capellanes sino que lo ingresa trimestralmente cada obispado y salvo esos dos casos puntuales, cuyas plazas desaparecerán, el resto no forman parte de la plantilla de Sacyl.

«No creemos que el papel de los capellanes sea básico dentro del sistema de salud y por lo tanto consideramos que es prescindible», apunta el secretario de Acción Sindical de la federación de Sanidad de CCOO en Castilla y León, Jaime Redondo, quien insistió en que Sacyl debería denunciar este convenio para que deje de tener vigencia y destinar la partida presupuestaria a otros servicios. «Con este dinero se cubriría buena parte de lo que la Junta dice que se ahorra con la supresión de las guardias nocturnas en los consultorios rurales o en la contratación de sustituciones de personal, que está reduciendo al máximo», insistió

Anuncios