Nota de prensa

24 de Septiembre de 2012

Si bien, de momento, no hay nada seguro, al parecer la Junta de Castilla y León, a través de su Consejería de Sanidad, quiere reducir el servicio 112, y no se cierra puertas para hacerlo extensivo al conjunto del servicio de ambulancias. El modelo sostenible de sanidad del que alardean no supone otra cosa que la pérdida, deterioro y privatización de los servicios sanitarios.

Hace escasas semanas el Gobierno central eliminaba de un plumazo el carácter universal de la atención sanitaria. Dicho Gobierno y el resto de administraciones territoriales están empeñados en el progresivo desmantelamiento de la sanidad pública. Deben combatirse cuantas medidas, normas y políticas conduzcan a la conversión de la sanidad en un negocio para un puñado de parásitos. Los ataques de los distintos gobiernos no son casuales sino que buscan su degradación paulatina para, posteriormente y a precio de saldo, transferirlos al sector privado.

Este problema no es sólo de Arévalo y las localidades de la Zona de Salud de Arévalo sino del conjunto de los pueblos y ciudades de España. Los ataques a la sanidad pública constituyen parte de la agresión generalizada contra los servicios públicos y las condiciones de vida de los sectores populares; ataques iniciados por el Gobierno del PSOE, que en su día también dio el voto favorable a la Ley 15/97 (introducción de formas de gestión privada), y continuados ahora por el PP.

La sanidad pública nos concierne a todos y todos debemos defenderla, juntos. Esta lucha pasa inexcusablemente por una lucha conjunta contra la crisis para darle una salida progresista, en favor de la mayoría de la población y no de cuatro banqueros y magnates como nos quieren imponer. Pasa por alumbrar un nuevo orden político que garantice la sanidad y los servicios públicos y la mejora de las condiciones de vida de la gente.

Republicanos apoya las acciones llevadas a cabo por la Unión de Consumidores (UCE) y hace un llamamiento a los ciudadanos, asociaciones y organizaciones de Arévalo y comarca a movilizarse de forma coordinada contra el intento de eliminación de estos servicios y en defensa de la sanidad pública; a contactar con nosotros o con la UCE para organizar la respuesta que la situación exige.

 ¡Todos juntos en defensa de la sanidad y los servicios públicos!

 

Anuncios