Republicanos solicita que sea desestimado el proyecto de presupuesto del Ayuntamiento de Arévalo, aprobado por el PP y el PSOE, para el ejercicio 2012 y se proyecte uno nuevo que tenga como principales objetivos la creación de empleo, el control del gasto y el aumento de los ingresos mediante una fiscalidad progresiva.

Republicanos de Arévalo ha presentado una reclamación a los presupuestos presentados para el ejercicio 2012 del Ayuntamiento de Arévalo, que este año asciende a 7.495.580,80 €, por considerar que unido a las nuevas medidas tomadas tanto por la Junta de Castilla y León como por el Gobierno Central, harán que se agrave la situación de las familias, trabajadores, pensionistas y jóvenes de la localidad, ya que el principal objetivo de estos presupuestos no es la atención de las necesidades de los ciudadanos sino el pago de la deuda contraída por el Ayuntamiento con distintas entidades bancarias (569.963’91 €, un 104% más que en el 2009) y el que va a parar a las empresas privadas que gestionan los servicios públicos (1.925.300 €, el 25 % del presupuesto), que ha aumentado considerablemente (hasta un 21 % según el servicio), gestión que si fuese pública permitiría un ahorro a los vecinos y una aumento de las arcas municipales.

Para Republicanos el principal objetivo del presupuesto de 2012 tiene que ser la creación de puestos de trabajo y la atención económica a los parados y familias sin ingresos. El número, oficial, de parados en enero es de 804.

Republicanos sigue insistiendo en que el sueldo proyectado para el señor Alcalde (47.975 euros/año) por “dedicación exclusiva en el Ayuntamiento” resulta abusivo y solicita una reducción hasta las 3’5 veces el salario mínimo interprofesional.

 Por último, solicita una vez más la democratización de la elaboración de los presupuestos mediante el establecimiento de unos “Presupuestos participativos”, con el objeto de que los mismos vecinos del pueblo puedan participar en la elaboración de los mismos.

Anuncios