Diario de León.es

El 70% de los 2.248 municipios de la Comunidad, de los que 211 corresponden a León, tienen menos de 500 habitantes. Una ordenación territorial que la Junta quiere racionalizar a través de lo que ha denominado asociaciones voluntarias de municipios con dos objetivos fundamentales: mejorar la prestación de servicios y dinamizar aquellas zonas más castigadas por la falta de desarrollo.

Una agrupación que ayer el consejero de la Presidencia, José Antonio De Santiago-Juárez, avanzó con todo detalle a la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, durante una reunión en la capital leonesa. Esta fórmula, según explicó el portavoz del Gobierno autonómico, constituiría los denominados distritos de interés comunitario, divididos a su vez en área funcionales estables y estratégicas.

Un proyecto que aspira a englobar estos 2.248 municipios en 250 o 300 distritos, según el mapa del primer borrador. «Queremos dar voz a los que no la tienen, sacar de la marginalidad a estos núcleos pequeños para que se unan y puedan realizar así una mejor prestación de servicios», recalcó el consejero.

Según comunicó también ayer, antes de que finalice este mes se reunirá la mesa autonómica, política y social que trabajará para lograr un «gran pacto», con el fin de que este modelo nuevo de ordenación del territorio pueda salir adelante en el plazo de un año. En este diálogo estarán presentes, además de la Junta, las diputaciones, partidos políticos, el Consejo Económico y Social y los ayuntamientos a través de la FRMP. Este pacto tendrá su traducción en un proyecto de ley de gobernanza, ordenación y servicios del territorio. «Nadie ha dicho que vaya a ser un camino sencillo, todos debemos ser generosos y hacer esfuerzos para conseguir el éxito», dijo.

Enfatizó en la presentación que no se trata de suprimir ningún ayuntamiento y aseguró que la Junta es consciente de «la carga afectiva e identitaria de cada uno de los municipios; la unión hace la fuerza». Recordó que por ley los ayuntamientos tienen encomendadas funciones y servicios que «les cuesta horrores cumplir». Respecto a las áreas funcionales, habrá dos: estables y estratégicas. En las primeras se englobarán una docena de núcleos (grandes municipios y sus entornos) y las segundas tendrán como fin resolver problemas económicos y demográficos en zonas.

Anuncios