Desde mediados de este pasado mes de agosto, el Gernika, el barco de Rumbo a Gaza, está atracado en un puerto griego seguro, estable y económicamente asequible, a salvo ya del hostigamiento burocrático del Gobierno heleno al que estaba siendo sometido y con todas las medidas necesarias de vigilancia y mantenimiento garantizadas. Finaliza por el momento el periplo de una embarcación que se ha convertido en un símbolo de la resistencia de la sociedad civil frente a las arbitrariedades de los poderes políticos, militares y económicos. La fotografía del Gernika acosado por patrulleras griegas dio la vuelta al mundo y lo aupó a la categoría de icono de la solidaridad y del activismo militante por la libertad del pueblo palestino.

Con respecto a la ingente ayuda humanitaria donada por miles de personas del Estado español durante el transcurso de la campaña y que está valorada en unos 600.000 euros, Rumbo a Gaza informa a través de este comunicado que se encuentra en contenedores del puerto ateniense de El Pireo junto con el material del resto de organizaciones que componen la coalición internacional de la Segunda Flotilla de la Libertad. Al igual que ocurre con el Gernika, la ayuda humanitaria –principalmente materiales de construcción, sanitarios y educativos- está debidamente custodiada y con su situación administrativa en orden.

Rumbo a Gaza dispone ahora de un tiempo lo suficientemente prolongado para abordar, de forma sosegada, un proceso de reflexión y evaluación de la campaña desde sus inicios en junio de 2010 hasta su tramo final en este verano, y para analizar propuestas de futuro, perspectivas en el apoyo a la lucha por el pueblo palestino y  cualquier otra cuestión que surja en este diálogo.

Por el momento, y a la espera de que se inicie este proceso, podemos afirmar que Rumbo a Gaza ha logrado romper el silencio mediático en torno al bloqueo ilegal al que el Estado de Israel somete al millón y medio de habitantes de la Franja. La campaña ha llevado esta realidad a la ciudadanía de todo el Estado español, instituciones políticas, partidos políticos, organizaciones sindicales, asociaciones, medios de comunicación estatales e internacionales, el mundo cultural e intelectual… Frente al silencio que Israel y sus aliados buscan imponer, Rumbo a Gaza ha impulsado la información, el debate y la palabra.

Rumbo a Gaza y la Segunda Flotilla de la Libertad también han evidenciado la complicidad con el Estado de Israel de las autodenominadas democracias avanzadas, garantes en última instancia del bloqueo a Gaza y de la ocupación del pueblo palestino. La orden ilegal del Gobierno griego de inmovilizar los barcos de la Flotilla y el silencio de todos los gobiernos –incluido el español- ante la vulneración de los más elementales derechos de sus ciudadanos y ciudadanas demostraron claramente el alineamiento de las élites políticas con la estrategia sionista.

Rumbo a Gaza también ha contribuido a fortalecer la red de solidaridad con el pueblo palestino en el Estado español, poniendo en contacto a activistas y organizaciones, ampliando los marcos de actuación y cooperación y sumando nuevas personas al movimiento. En este sentido, la campaña ha actuado como un potente elemento de dinamización y coordinación.

Estos y otros puntos serán analizados en profundidad en el proceso que ahora comienza. Desde Rumbo a Gaza queremos agradecer a todas las personas que han colaborado de una u otra forma con la campaña su interés, dedicación, trabajo y apoyo y animarles a continuar en la lucha por la libertad del pueblo palestino, en la lucha por la justicia y los derechos humanos y en la lucha por otro mundo, que no es solo posible sino necesario.


RUMBO A GAZA
Septiembre, 2011

Anuncios