La Agrupación Republicana de Coslada (Arco) logró en las elecciones municipales celebradas ayer su primer concejal en el Ayuntamiento. Será el número uno de la lista, Sebastián Vegas, quien a los 73 años personifique en la corporación la sorpresa de los últimos comicios municipales. El logro histórico de la formación cosladeña supone mucho para Vegas, que recordó que “desde el año 1936″ es la primera vez “que hay un concejal republicano en Madrid, y eso es para nosotros la primera piedra“.
El trabajo que tenemos que desarrollar dentro del Ayuntamiento va a ser muy importante, sobretodo como instrumento de denuncia de los abusos y de la poltrona y la mala utilización de las instituciones públicas. Ante todo, Arco va a proponer una dignificación de la política”, explicaba el líder republicano, quien además aseguró que no va a cobrar “ni un céntimo” del Ayuntamiento de Coslada en su labor como concejal durante los próximos cuatro años.
Para Vegas, el hipotético idilio político de UPyD y PP sería “la sepultura” del partido de Rosa Díez en Coslada por pactar con un partido liderado por una persona “procesada por malversación de fondos públicos“. Al mismo tiempo, expresó su parecer sobre el papel de su formación en otros posibles: “Por la cabeza de Arco no pasa pactar con ningún partido político, pero si el PSOE lo necesitara para ser alcalde, lo tendría”. Para ello, Vegas impondría como condicionante una rebaja en el 25% del sueldo de los cargos públicos, así como la del 85% de los sueldos de los cargos de confianza.
El número uno de la candidatura de Arco considera que la presencia de su partido en el panorama político cosladeño se traduce en un nuevo concepto de hacer política: “Si no se consigue una regeneración de la política, la democracia es una ficción. Ahora lo es, porque no manda ni el PP, ni el PSOE, sino que lo hacen los bancos, la Iglesia… toda la putrefacción que intentó derribar la República“.
Anuncios