En la mañana del 18 de marzo de 2011, un grupo que se ha reivindicado de “Acción Católica” ha irrumpido en la facultad de Geografía e Historia para romper un cartel de dos asociaciones estudiantiles de la Facultad, agrediendo, insultando y golpenado a todas las personas que se interpusieron a su paso.

Perfectamente organizados, con apoyo de grupos de ultraderecha parapetados en furgonetas en el exterior, un grupo de personas han acudido en actitud amenazante a destrozar un cartel realizado por dos asociaciones de la facultad “contra la represión católica apoyada por la ultraderecha que tratan de silenciar y criminalizar la lucha de las mujeres”, en clara referencia a los recientes sucesos acaecidos en el campus de Somosaguas. Una de las dos asociaciones firmantes estaba a punto de comenzar su reunión semanal en el local de la Facultad. Al ver la actitud de los agresores, han acudido a tratar de defender su cartel. Acto seguido, han comenzado los golpes. El grupo de ultracatólicos, compuesto por jóvenes de otras facultades y personas de avanzada edad, han golpeado a varios estudiantes mientras insultaban y se autoproclamaban “fascistas” y exclamaban ante el cartel roto “ahí tenéis vuestra puta democracia”.
El revuelo ha convocado a multitud de estudiantes, PAS e incluso a la Vicedecana Magdalena De Pazzi Pi Corrales, que ha tratado de mediar y calmar los ánimos, resultando empujada por una de las señoras que acompañaban la comitiva ultracatólica. Los estudiantes han tratado de expulsar a los agresores al grito de “fuera fascistas de la universidad”. Varios efectivos del Cuerpo Nacional de Policía se han personado en la Facultad. Mientras, los agresores han huido en las furgonetas que tenían preparadas a tal efecto, no sin antes arrancar otros carteles.
Las asociaciones UHP (Unión de Historiadores Progresistas) y Luna Nueva, quieren poner en conocimiento de la opinión pública estos acontecimientos, así como la constante amenaza de los grupos ultracatólicos y de ultraderecha, que en estos días se sienten autorizados a hacer de censores de las opiniones expresadas en la universidad, quitando carteles e insultando a quienes piensan diferente.
Anuncios