La verdad es que siempre hay que intentar no perder el buen humor, aunque a veces trate de cosas tan serias y graves como la profunda crisis económica que estamos sufriendo. Para aprender con humor.

EL ROTO

Anuncios