Ante testimonios como el de este ciudadano de Canarias, que interviene en directo en un programa de radio, uno se queda totalmente sin palabras. A Zapatero, compañía y oposición se les debería caer la cara de vergüenza.

Anuncios