MANIFIESTO PÚBLICO

Las Centrales Sindicales CEOSL; CEDOCUT; UGTE; y las Organizaciones de Servidores Públicos FEDESEP y CONASEP, ante la agudización de la crisis que vive el País, generada por el gobierno y la Asamblea Nacional y como consecuencia de la cadena de atropellos y violaciones a los derechos de los diferentes sectores sociales y en particular de los trabajadores y ante la presencia de una cantidad de reciclados de la partidocracia que han torcido el verdadero proyecto político de cambio que impulsamos los trabajadores y trabajadoras, expresamos al país lo siguiente:

1. Siempre continuaremos defendiendo la vigencia de una democracia participativa e incluyente, que respete la Constitución, en la que se consolide la vigencia de los derechos humanos y de los principios y derechos fundamentales del trabajo. Así como combatiremos con frontalidad y firmeza con la movilización en las calles y plazas, toda acción que implique autoritarismo, arbitrio, abuso, atropello; venga de quien venga.

2. Dejamos claro que nuestra posición es absolutamente consecuente con nuestra clase y con los objetivos de nuestro pueblo encaminados al BUEN VIVIR, y que bajo ningún concepto le hacemos el juego a la derecha, a la oligarquía, ni a ningún aventurero que propicie la anarquía, lo que hacemos es defender con dignidad y de pie nuestros legítimos derechos laborales.

3. Nos ratificamos en la convocatoria a las movilizaciones convocadas para el día de hoy, por nuestras organizaciones, para exigir que la Asamblea Nacional rechace el VETO PARCIAL a la Ley Orgánica de Servicio Público y se ratifiquen en el texto aprobado por el pleno, y de ser necesario seguiremos movilizados si pretenden seguir afectando nuestros derechos.

4. Hacemos un llamado a todos los Movimientos Sociales de trabajadores, servidores públicos, indígenas, campesinos, profesores, estudiantes y al pueblo en general a fortalecer un proceso de unidad que propicie una agenda común, que posibilite la implementación del verdadero proyecto político de cambio que todos queremos.

5. Manifestamos nuestra solidaridad a todos los sectores sociales que se encuentran luchando por la vigencia plena de sus legítimos derechos.

6. Exigimos al gobierno nacional que ponga fin a esta política laboral encaminada a liquidar los derechos de los trabajadores y servidores públicos.

7. Exigimos al Gobierno y a la Asamblea Nacional que las leyes sean aprobadas luego de ser debatidas por todos los sectores involucrados y que sus planteamientos, sean recogidos y respetados, terminando con la práctica de aprobarlos por el Ministerio de la Ley, por lo tanto demandamos de la Asamblea Nacional la devolución de todos los proyectos de Ley que pretenden ser tratados por la vía económica urgente.

8. Condenamos la declaratoria del Estado de Emergencia o Excepción, porque coartan los derechos individuales y colectivos del pueblo, y sirven de pretexto para violentar los derechos humanos.

 Atentamente,

Eduardo Valdez C., presidente de turno FUT

Mesías Tatamuez M., presidente nacional CEDOCUT

Nelson Erazo H., presidente UGTE

Miguel García F., presidente FEDESEP

Hector Terán, presidente CONASEP

Anuncios