LOS REPUBLICANOS ANTE LA HUELGA GENERAL 29-S

¡Sin dudas, con lucidez, TODOS A LA HUELGA GENERAL!

La Plataforma de Ciudadanos por la República, asociación comprometida con la defensa de los valores democráticos republicanos y la construcción de la III República, declara públicamente su pleno apoyo a la HUELGA GENERAL  convocada el próximo 29 de Septiembre.

En pocas ocasiones ha habido tantos motivos y tan sobradas razones para llevar adelante una huelga general como ahora. Vivimos un momento especialmente grave: frente a una crisis económica causada por el ascenso de una economía financiera especulativa, las políticas gubernamentales han adoptado medidas conducentes a recortar de forma brutal los derechos laborales y sociales de la mayoría de la población, hasta el punto de que lo recogido en el texto constitucional vigente se ha convertido en pura basura. Los logros obtenidos por generaciones de trabajadores que con su lucha solidaria han construido la sociedad democrática y fundamentado el estado social y democrático de derecho están siendo brutalmente negados y borrados del mapa por un gobierno que se ha plegado a los intereses de los
poderosos y sin el menor pudor al servicio de una oligarquía contraria
a los intereses de la mayoría de la población.

La convocatoria de Huelga General era imprescindible y debe ser
llevada adelante con la ayuda de todos, por encima de cualquier
discusión o diferencia. Es mucho lo que está en juego. Hay algunas
cosas que están claras: los trabajadores  estamos hartos de esta
situación y vamos a actuar y a decirlo bien claro y alto. Esta bandera
de lucha enarbolada ahora con ocasión de la Huelga General es una
bandera de resistencia y de esperanza, asumida por millones de
ciudadanos.

Las agresiones no provienen solamente del gobierno y del partido que
lo sostiene (el PSOE), es especialmente grave el ataque brutal que el
Partido Popular y las organizaciones empresariales están realizando.
Vivimos también una campaña de acoso, calumnia y difamación hacia los
sindicatos y los sindicalistas: es el rostro del fascismo lo que se
percibe detrás de esos insultos y descalificaciones. No solamente se
desea facilitar el despido, destruir el sistema de negociación
colectiva, destruir el sistema de pensiones o privatizar los servicios
esenciales (la educación, la salud, etc), tareas a las que ya se
aplican el gobierno central o los gobiernos autonómicos
(indistintamente del partido que gobierne), sino que se ha puesto en
el punto de mira la existencia misma de sindicatos de clase. Es claro
e inequívoco: van a por todas. No resistir seria un crimen.

Es evidente que la lucha organizada de los trabajadores, a través de
sus propias estructuras de lucha como son los sindicatos, es hoy la
principal barrera al poder de clase de la oligarquía. Democracia,
constitución, derechos humanos y sociales son palabras vacías ante la
cruda realidad de los mercados y la lucha de clases desatada con más
fuerza que nunca en muchos años.

Es hora de actuar, de decir basta, de superar errores y divisiones y
en estos momentos unirnos con más fuerza que nunca en torno a los
sindicatos de clase y apoyar la Huelga General. El poder (la patronal
y sus instrumentos políticos y mediáticos) confían en el miedo, en la
represión, en la precariedad de miles de trabajadores, de jóvenes,
mayores, inmigrantes, para que la huelga no vaya adelante, confían en
vernos divididos y enfrentados, pero no va a ser así: somos millones
los trabajadores que hemos dicho basta y vamos a dejarlo bien claro el
29-S. La Huelga es el inicio de una lucha; el gobierno PSOE y la
patronal, el Partido Popular y la oligarquía desean imponer su plan de
aniquilación de derechos y libertades tan duramente conseguidos con
años de sacrificio, pero después del 29-S tendrán muy claro que este
pueblo no se va a rendir.

La situación nos exige hoy la unidad sin fisuras con los sindicatos.
Cada ataque a los sindicalistas es un ataque a todos y cada uno de
nosotros. Hacemos un llamamiento explícito a unirse en torno a los
sindicatos convocantes. La agresión que se sufre es de tal envergadura
y naturaleza que la unidad es una necesidad moral y estratégica. Son
nuestros derechos laborales más básicos los que están amenazados, la
salud y la educación pública y para todos, es el empleo de nuestros
hijos,  el poder llevar una vida digna fruto de nuestro trabajo, es el
derecho a una pensión pública asegurada tras una vida de sacrificio,
el derecho a la dignidad en los puestos de trabajo, la idea misma de
solidaridad y bien común, es todo aquello por lo que nuestros padres y
abuelos supieron luchar en el pasado lo que está en juego.

Es por ello que gritamos…

¡Todos a la Huelga General!

Sin dudas, con plena lucidez

¡¡Huelga General!!

Por  una república democrática de trabajadores unidos en régimen de
libertad  y justicia(art. 1º Constitución española, 1931)

Anuncios