EL SISTEMA FINANCIERO GLOBAL SIGUE SIN REGULARSE. LAS CAUSAS QUE ORIGINARON LA CRISIS, SIN ATAJARSE.

A mediados de 2007 comenzó en Estados Unidos una crisis hipotecaria y crediticia que se propagó rápidamente a través de un sistema financiero no regulado, convirtiéndose en una crisis económica a escala internacional, la peor que se ha conocido desde la Gran Depresión, con repercusiones sin precedentes para el crecimiento económico y el empleo. El retroceso de la actividad económica se trasladó directamente al mercado de trabajo, desencadenando un desempleo masivo. Ahora acecha el peligro de una espiral deflacionaria causada por la disminución de los niveles de vida y de la actividad económica si persisten las presiones a la baja sobre los salarios.

Para evitar el paso de la recesión económica a la depresión, CCOO y UGT consideran imprescindible que los Organismos Internacionales sienten las bases de otro orden económico internacional, aumentando la regulación y supervisión de un sector que tiende a la incertidumbre, la especulación y la inestabilidad, como es el sector financiero.

Esta situación está condicionando la capacidad de las economías nacionales para marcar su propio rumbo y tomar las decisiones adecuadas, por lo que se hace necesario favorecer que los recursos financieros se dirijan hacia las oportunidades de inversión productiva en lugar de hacia las especulativas.

Resulta ciertamente paradójico que el apuntalamiento del sector financiero que se hizo al desencadenarse la crisis y que está en la base del déficit público que ha incrementado la deuda pública de los países, ahora sea utilizado por parte de algunos de estos grupos que fueron salvados de la bancarrota con dinero público, para exigir medidas drásticas de ajuste en el terreno social, que reduzcan el déficit, agrandado en buena medida por su irresponsabilidad.

Para leer el documento entero pinche en el siguiente enlace:

Alternativa CCOO y UGT. 27.05.10

Anuncios